Type to search

Salud General

23 remedios caseros respaldados por la ciencia para la faringitis estreptocócica

Share


Hay muchos aspectos de la vida que damos por sentado, y una garganta sana es uno de ellos.

No es hasta que estemos reducidos a raspar dolorosamente con una garganta que se siente como papel de lija que anhelamos que vuelva a su estado normal.

Este artículo te ayudará a hacer precisamente eso.


Afligido con un incómodo caso de estreptococo en la garganta?

¡Tenemos soluciones! Mejor aún, todas nuestras soluciones son simples remedios caseros.

Consisten en ingredientes que son fáciles de encontrar y pasos que son fáciles de seguir.

Y, lo que es más importante, nuestras soluciones lo ayudan a evitar los efectos secundarios desagradables que a menudo acompañan a los medicamentos farmacéuticos.

Pero antes de llegar a nuestros tratamientos naturales, echemos un vistazo a lo que realmente es la faringitis estreptocócica.


Dolor de garganta por estreptococo

Estos no son términos intercambiables.

Claro, la faringitis estreptocócica presenta dolor de garganta.

Pero un dolor de garganta puede ocurrir por una variedad de razones, de las cuales la faringitis estreptocócica es solo una.

Por ejemplo, su dolor de garganta podría ser causado simplemente por irritantes ambientales.

Puede notar ronquera después de un concierto o una salida nocturna que consistió en muchos gritos.

O podría ser debido a la contaminación del aire, o fumar.


La transición a un clima de baja humedad puede causar sequedad y causar dolor de garganta.

Lo mismo ocurre con la respiración por la boca, como suelen hacer muchas personas que sufren alergias o un resfriado que bloquea la nariz.

Y estos son simplemente un subconjunto de razones.

Es posible que tenga dolor de garganta como resultado de lesiones o enfermedades.

Es un síntoma, a veces con una presentación singular, de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, ya que el ácido estomacal puede llegar a la zona y causarle dolor.

También es común en personas con síndrome de fatiga crónica.

A veces, una lesión directa en la garganta, al igual que con un objeto afilado o una punción, también puede hacer esto.

Quizás más relevantes para la mayoría de las personas que estas razones son las infecciones virales y bacterianas, bajo las cuales se produce la inflamación de la garganta por estreptococos.

Sin embargo, también hay otras cepas o tipos de virus y bacterias que afectan la garganta.

Una infección por rinovirus, también conocida como el "resfriado común", es, como su nombre indica, la razón más común para el dolor de garganta.

Otro virus que hace lo mismo es el virus de Epstein-Barr, que causa la mononucleosis o "mono", conocida infamemente como la "enfermedad de los besos", como ocurre a través de las transmisiones de saliva.

Paperas, laringitis, influenza, herpagina: estas son algunas otras infecciones virales que causan dolor de garganta.

Cuando se trata de infecciones bacterianas, una posibilidad podría ser enfermedades de transmisión sexual como la clamidia o la gonorrea.

También podría deberse a una inflamación o infección de las amígdalas (amigdalitis), las adenoides (adenoiditis), la epiglotis (epiglotitis), la úvula (uvulitis) o los tejidos que rodean las amígdalas (absceso peritonsillar).

Entonces, si su dolor de garganta no se debe a ninguna de estas razones, podría deberse a una faringitis estreptocócica.

La mayoría de los niños tienen un alto riesgo de contraer estreptococos, pero los adultos también pueden verse afectados.

Podría inclinarse hacia la conclusión de que usted o su hijo padecen estreptococos en la garganta y no cualquier otra causa si se trata de una temporada de estreptococos: ya que es una infección bacteriana, tiende a aparecer en ráfagas o en ciertos puntos durante el año. .

Las semanas justo antes del inicio del invierno y justo después de su final son usualmente las temporadas pico de vulnerabilidad.

Como es una enfermedad contagiosa, los que frecuentan espacios llenos como escuelas o tiendas abarrotadas se ven más afectados.

También hay otros síntomas que pueden ayudarlo a determinar si está o no tratando con estreptococos en la garganta.

Puedes aprender más sobre ellos más adelante en el artículo.

Debe consultar con su médico para hacer esta determinación si no está seguro.

Sin embargo, si es una forma leve de estreptococos en la garganta o incluso una de las otras causas que no son directamente peligrosas para su salud en general, nuestros remedios naturales pueden contribuir en gran medida a aliviar los síntomas.

Causas de la garganta por estreptococo

La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana altamente contagiosa.

Las bacterias responsables de ello, Streptococcus pyogenes o Streptococcus del Grupo A, se transmiten principalmente a través de gotitas en el aire.

Estar cerca de alguien con una faringitis estreptocócica cuando estornuda o la tos puede depositar la infección en usted.

De manera similar, compartir alimentos y / o bebidas, o recoger las bacterias de las superficies como los pomos de las puertas y transmitirlas de las manos a la boca, los ojos o la nariz, puede hacer que adquiera una infección por estreptococos.

Sabiendo esto, lo ideal es que tome medidas preventivas para evitar la infección de garganta por estreptococos.

Lávese las manos regularmente con jabón o desinfectante, evite compartir artículos personales como utensilios o alimentos y bebidas del mismo envase, y otros simples pasos similares definitivamente le ahorrarán muchos problemas.

Por supuesto, esto podría no ser posible durante todo el año, pero asegúrese de seguir estos pasos cuando sepa que la bacteria estreptocócica está circulando.

Si ya está infectado, sea cortés y ayude a mantener seguros a sus conocidos y los de sus hijos.

Puede hacerlo cubriendo el área de la nariz y la boca con un pañuelo mientras estornuda o tose (¡es importante enseñarle a sus hijos a hacerlo!), Desinfecte sus manos antes de agitar o hacer otro contacto físico, y dejar que otros sepan que no es así. No les interesa tomar un bocado o un sorbo de su comida y bebida.

Además, recuerde evitar volver a infectarse a sí mismo reemplazando su cepillo de dientes, una vez cuando vea por primera vez signos de estreptococo, y otra vez cuando esté bien una vez más.

También es una buena idea lavar y fregar todos los utensilios y platos con un potente jabón y agua caliente, así como encimeras y otras superficies de cocina / comedor.

Los síntomas de la garganta por estreptococo

Los virus son los mayores culpables cuando se trata de dolores de garganta.

De hecho, los virus representan hasta el 95 por ciento de las infecciones de garganta en niños menores de cinco años y en adultos.

Incluso en niños de 5 a 15 años, los virus representan la mayoría (70 por ciento) de los casos de dolor de garganta.

Entonces, ¿cómo sabes si tienes estreptococos en la garganta? Un gran indicador es la ausencia de síntomas de resfriado y virus.

Si también tiene síntomas como secreción / congestión nasal, tos, enrojecimiento de los ojos, dolores musculares, diarrea, úlceras en la boca y episodios de estornudos, es probable que tenga una infección viral y no estreptococo en la garganta.

Hay una serie de síntomas que se presentan en el caso de la faringitis estreptocócica de los cuales tienes que estar consciente.

Esto no quiere decir que estos síntomas sean exclusivos de la faringitis estreptocócica, pero si aparecen juntos, puede descartar algunas de las otras posibilidades.

Aparte de una garganta seca y adolorida, también tendrá dificultad para tragar.

Sus amígdalas pueden estar enrojecidas e inflamadas, o incluso tener una racha de pus o parches blancos.

Sus nódulos linfáticos, ubicados a los lados de la parte superior del cuello, también pueden inflamarse y volverse sensibles.

Si revisa su cavidad bucal, es posible que encuentre pequeñas manchas rojas que salpican el techo de su boca.

Del mismo modo, su garganta y las amígdalas podrían estar cubiertas con una capa blanquecina y amarillenta.

También es probable que experimente dolores de cabeza, así como dolor o molestias en diferentes partes de su cuerpo.

Debido a la reacción natural de su cuerpo a una infección bacteriana, es probable que también experimente fiebre alta, a menudo por encima de los 101 grados.

Algunas personas también informan haber experimentado náuseas y vómitos, dolor abdominal, malestar general y pérdida de apetito.

Tratamiento convencional de la garganta por estreptococo

La mayoría de los médicos le recetarán antibióticos de inmediato para la faringitis estreptocócica.

La penicilina y la amoxicilina son los antibióticos más utilizados para el tratamiento de la faringitis estreptocócica.

Debido a que la faringitis estreptocócica suele ser dolorosa, también se le puede recetar ibuprofeno o paracetamol para aliviar el dolor.

Antes de tomar antibióticos, asegúrese de que es la faringitis estreptocócica que tiene.

No debe prescribirse estos medicamentos solo basándose en el supuesto, ya que los antibióticos no tienen efecto sobre las infecciones virales y pueden tener efectos secundarios incómodos, desde diarrea y vómitos hasta descargas genitales acuosas.

Un mejor plan, especialmente si sus síntomas aún son leves, es probar los remedios caseros a continuación.

Remedios caseros para la garganta por estreptococos

Vitamina D

Como indica la investigación, la vitamina D tiene un impacto significativo en la garganta.

Un estudio de M.K. y Vivek Taneja se propuso observar la prevalencia de deficiencia de vitamina D en pacientes de una clínica de otorrinolaringología en el Instituto Indio de Enfermedades del Oído.

Del total de 86 pacientes que fueron examinados, la mayoría tenía entre 7 y 15 años, y la mayoría se quejaba de dolor de garganta.

En 83 pacientes o 96.51 por ciento, se descubrió una deficiencia o insuficiencia de vitamina D (1).

Se puede encontrar evidencia aún mayor en un estudio publicado por Internal Review of Infectious Diseases: en comparación con los controles, las personas con estreptococos del grupo A (GAS) amigdalofaringitis (el término médico para estreptococos en la garganta) tendían a tener niveles de vitamina D significativamente bajos (2 ).

La principal fuente de vitamina D es el sol.

Así que obligate a salir al sol y empaparte de algunos rayos, idealmente entre las 11 am y la 1 pm.

Esto se debe a que la longitud de onda de los rayos ultravioleta B (UVB) es de 290-320nm durante este período, lo cual es esencial para que la piel produzca vitamina D.

Una vez absorbida, la vitamina D3 tardará unos dos días en llegar al torrente sanguíneo.

Si tiene la piel clara, alrededor de diez minutos con mucha exposición de la piel sin protector solar debería ser suficiente por día.

Si ya está bronceado o de piel más oscura, debe apuntar desde alrededor de 15 minutos a una hora.

En otras ocasiones, recuerde usar protector solar y protegerse de otras complicaciones peligrosas.

Dado que la exposición directa a la luz solar en la piel también tiene desventajas, complételo con cambios menores en su dieta.

Las fuentes dietéticas de vitamina D incluyen hígado de pescado, carne de pescado graso, carne de res, queso y yemas de huevo.

Vitamina C

La vitamina C es realmente útil para tratar la faringitis estreptocócica porque hace maravillas con su inmunidad, y eso es exactamente lo que necesita cuando se enfrenta a una infección bacteriana.

Varias células del sistema inmunológico, particularmente los fagocitos y las células T, necesitan la vitamina C para realizar sus funciones.

Por lo tanto, una deficiencia resulta en una resistencia reducida contra ciertos patógenos, mientras que un suministro mayor mejora varios parámetros del sistema inmunológico (3).

Cuando su cuerpo reconoce que la bacteria estreptocócica del grupo A, un cuerpo extraño, lo ha infectado, implementa estas medidas inmunitarias para combatirlo que utilizan la vitamina C.

Asegurarse de que su sistema inmunológico sea vigoroso lo ayudará a estar saludable más rápido, naturalmente.

Durante la temporada de estreptococos, aumenta tu ingesta de vitamina C a alrededor de un gramo por día.

Si ya tiene una faringitis estreptocócica, auméntela más, hasta cuatro gramos por día.

También es posible que desee invertir en suplementos de vitamina C para cumplir con este requisito, ya que revisar la cantidad diaria recomendada no presenta complicaciones (4).

Pero en general, puedes encontrar muchos ingredientes naturales, generalmente frutas y verduras, ricos en vitamina C.

Algunas de estas fuentes incluyen: frutas cítricas, papaya, kiwi, fresas, guayabas, pimientos, coles de Bruselas, tomates, brócoli, coliflor y verduras de hojas verdes oscuras como la col rizada y las espinacas.

Estos, y los muchos otros ingredientes que contienen vitamina C, son alimentos que se pueden comer y preparar de muchas maneras diferentes, sin importar la ocasión o la hora del día.

Por lo tanto, no debería ser difícil aumentar el consumo cuando se sufre de estreptococos en la garganta.

Miel cruda

La miel no es solo por su sabor, sino que está repleta de maravillosas propiedades medicinales y antibacterianas.

Desde la antigüedad, se sabe que la miel es útil para tratar muchos problemas de salud.

Incluso hoy, cuando la medicina contemporánea se ha puesto de moda, sus poderes siguen siendo igual de fuertes.

La actividad antimicrobiana en la mayoría de los tipos de miel se debe a la producción enzimática de peróxido de hidrógeno.

El bajo nivel de pH de la miel y su alto contenido de azúcar (alta osmolaridad) también dificultan el crecimiento de los microbios (5).

De este modo, la miel puede ayudar enormemente a la faringitis estreptocócica al combatir las bacterias que la causan.

Tenga en cuenta que no toda la miel se crea de la misma manera: su mejor apuesta es comprar la miel de Manuka, un "súper alimento" conocido con impresionantes propiedades para combatir las bacterias.

Esta miel de grado médico está estandarizada mediante irradiación gamma, filtración y condiciones controladas por el laboratorio, lo que garantiza que esté libre de contaminantes (6).

Puede usarlo como lo haría con la miel normal endulzando sus bebidas con él, usándolo como jarabe, o como lo desee.

Una excelente manera de aliviar sus síntomas es simplemente ingerir unas cucharadas de miel al día y mantenerla durante unos segundos en la garganta antes de tragarla.

También puedes mezclarlo con un poco de pimienta negra o diluirlo en agua caliente.

Té de hierbas

Hay pocas cosas tan relajantes como el sabor del rico té, y el calor de la bebida que recorre todo el cuerpo.

Y no hay culpa asociada con esto: esta bebida baja en calorías y sin productos lácteos hará que su cuerpo no sea más que bueno.

Especialmente en un momento de mala salud, como cuando tiene estreptococos en la garganta, el té de hierbas puede ayudarlo a superar algunas de las molestias de los síntomas calmantes.

Puedes optar por el té que prefieras, pero tenemos algunas sugerencias.

El primero es el té verde, que es un famoso tónico para la salud.

El té verde es un 30 por ciento de polifenoles en peso, incluidas grandes cantidades de una catequina llamada EGCG.

Ya que está lleno de antioxidantes, ayuda a suprimir la inflamación y fortalece el sistema inmunológico.

Estas propiedades lo ayudan a recuperarse más rápido de la faringitis estreptocócica, mientras que su naturaleza calmante también lo ayuda a superar el dolor de garganta.

Además de beber té verde, también puedes considerar hacer gárgaras con él.

Un estudio publicado en Anesthesiology and Pain Medicine investigó el efecto del gárgaro del té verde en el dolor de garganta después de un injerto de bypass de arteria coronaria (CABG).

Los experimentadores encontraron que hacer gárgaras con té verde podría reducir significativamente el dolor de garganta en comparación con hacer gárgaras con agua tibia (7).

Recuerde dejar que su té verde se enfríe a una temperatura agradable antes de hacer gárgaras.

Otro té de hierbas eficaz es la manzanilla.

También puede ayudar a reparar los tejidos y reducir la hinchazón y el enrojecimiento.

Además, ayuda a humedecer la garganta y el tubo endotraqueal, reduciendo el dolor (8).

Otros tés de hierbas, desde la raíz de regaliz hasta Tulsi, también pueden desempeñar funciones similares.

Asegúrese de comprar estos tés a un vendedor confiable que garantice los productos no contaminados.

Es posible que ciertos tés de hierbas no funcionen bien para usted, en cuyo caso debe dejar de beberlos.

Algunos, como el té de raíz de regaliz, pueden ser tóxicos si lo consume en grandes cantidades.

Si no te gusta tomar té de hierbas, también puedes preparar el té en un recipiente grande e inhalar su vapor durante diez minutos varias veces al día.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es extremadamente versátil.

Desde la limpieza de la superficie hasta el cuidado de la piel, el vinagre de manzana puede hacer que tu vida sea mucho más fácil.

Y cuando la temporada de faringitis estreptocócica se acerca, puede volver a ser útil una vez más.

La razón por la que el vinagre de manzana es un potente tratamiento casero para la faringitis estreptocócica es que contiene ácido acético.

Este ácido solo representa del 5 al 6 por ciento del vinagre, pero aún es suficiente para matar las bacterias estreptococos peligrosas.

Esto impedirá el crecimiento bacteriano, previniendo que sus síntomas empeoren, y es por eso que es un antibiótico natural (9).

También hay algunas nuevas investigaciones prometedoras que sugieren que el vinagre de manzana tiene un papel en la mejora de la función inmunológica.

Un estudio para Fish & Shellfish Immunology probó esto midiendo la expresión de genes relacionados con el sistema inmunitario y el rendimiento del crecimiento en el camarón blanco.

En general, los resultados proporcionaron evidencia de que el vinagre de sidra de manzana podría usarse como un inmunoestimulante natural para los camarones con el fin de ajustar y mejorar la expresión de sus genes relacionados con el sistema inmunitario (10).

Aunque se requiere más investigación, se deduce que el vinagre de manzana en cantidades adecuadas podría promover la misma respuesta en los seres humanos.

Puede tomar pequeñas cantidades de vinagre de manzana durante todo el día.

Si el sabor no es de su agrado, puede diluirlo mezclándolo con agua tibia.

Sal del Himalaya

Si no puede encontrar sal del Himalaya, la sal normal también funciona.

El punto es que el cloruro de sodio hará el trabajo.

Mezclar media cucharada en un vaso de agua tibia y hacer gárgaras con él durante unos minutos tres veces al día, definitivamente ayudará a aliviar los síntomas de la faringitis estreptocócica.

Esto se debe a las propiedades antisépticas leves de la sal, que ayudan a prevenir la infección.

El gárgaro también disipará cualquier moco alojado en su garganta.

Eso es importante porque el moco generalmente contiene muchos de los agentes patógenos que se encuentran detrás de la faringitis estreptocócica.

Esto hará que sea más fácil para tu cuerpo combatir naturalmente las bacterias restantes.

De hecho, una gárgaras de agua salada está relacionada con una disminución del 40 por ciento en las infecciones del tracto respiratorio superior (11).

Sin embargo, si es posible, le recomendamos que utilice sal de roca.

Extraída de las cadenas montañosas del Himalaya, a menudo en Pakistán, la sal de roca se considera la sal más limpia disponible en la Tierra.

Minado a mano, evita la interferencia química que se produce en el procesamiento de la sal, como los agentes anti-aglomerantes peligrosos para la salud, como el aceite de soda amarillo.

Además, obtiene su hermoso color rosado de más de 84 minerales y oligoelementos, que incluyen calcio, magnesio, potasio, cobre y hierro.

La sal de roca del Himalaya no solo tiene propiedades antisépticas superiores, sino que los minerales también lo ayudarán a recuperar la salud general.

Caldo de hueso

Una infusión rica en minerales hecha por huesos hirviendo con verduras, hierbas y especias, caldo de huesos es justo lo que necesitas para nutrirte de nuevo desde la salud de la faringitis estreptocócica.

El caldo de huesos no solo es rico en calcio, magnesio, silicio y fósforo, sino que también es una gran fuente de colágeno.

Será mucho más fácil de tragar que los alimentos sólidos e hidratará su garganta para que pierda su dolor.

También ayudará a limpiar el moco que se encuentra en la garganta, eliminando las bacterias que contiene.

Un estudio de 1978 publicado en Chest midió la velocidad del moco nasal y la resistencia del flujo de aire nasal en 15 sujetos sanos antes y 5 y 30 minutos después de beber agua caliente, sopa de pollo caliente y agua fría.

Llegaron a la conclusión de que la sopa de pollo caliente, ya sea a través del aroma percibido en las fosas posteriores o mediante un mecanismo relacionado con el gusto, parece poseer una sustancia adicional para aumentar la velocidad del moco nasal (12).

Otro estudio publicado en 2000 en la misma revista sugiere que la sopa de pollo puede contener varias sustancias con actividad medicinal beneficiosa.

Un leve efecto antiinflamatorio podría ser un mecanismo por el cual la sopa podría mitigar las infecciones sintomáticas del tracto respiratorio superior (13).

Por lo tanto, no hay ninguna razón por la que no deba darse un delicioso caldo para la faringitis estreptocócica.

Puedes comprar caldo orgánico pre-hecho en línea o en una tienda, pero el mejor caldo que puedes obtener es el que haces en casa.

Para hacer esto, compre huesos saludables del carnicero, o simplemente guarde algunos de sus comidas a base de carne en su hogar.

Trate de alrededor de dos libras de huesos para alrededor de un galón de agua para el mejor sabor, y ase los huesos (especialmente si están crudos) en una sartén durante unos 30 minutos.

Agregue algunas verduras orgánicas de su elección, así como una cebolla, un par de zanahorias picadas y un par de tallos de apio picados a la olla común, junto con los huesos y un poco de vinagre.

Luego, agregue las cantidades de sal, pimienta, especias y hierbas que necesite, y deje hervir el caldo.

Una vez hecho esto, baje la temperatura y simplemente cocine a fuego lento.

Regístrese cada media hora durante las primeras horas para eliminar las impurezas que llegan a la cima.

Añadir el perejil y el ajo en la última media hora.

Una vez hecho esto, cuele el caldo, déjelo enfriar y guárdelo en el refrigerador.

Caliente y beba una porción aproximadamente tres veces al día que tenga estreptococos en la garganta.

Fenogreco

Un miembro de la familia de los guisantes, la alholva es una hierba con hojas de color verde claro y pequeñas flores blancas.

Conocido como methi en la India, es ampliamente utilizado en curries.

Las semillas de alholva son la parte de la planta con la más alta calidad medicinal, aunque tienen un sabor bastante amargo.

Pero se pueden cocinar para que el sabor sea más agradable.

La alholva está llena de una variedad de vitaminas y minerales esenciales, que incluyen hierro, manganeso, cobre, magnesio, fósforo y vitamina B6.

Ayuda a tratar la faringitis estreptocócica al desalojar y expulsar el moco en la garganta.

También tiene propiedades antibacterianas, por lo que puede aliviar la inflamación dolorosa y la hinchazón (14).

Puedes comprar semillas de fenogreco y hacerte curry caliente para disfrutar.

Sin embargo, una opción más fácil y efectiva es tomar té de fenugreek.

También puedes hervir algunas semillas de fenogreco en agua y beber o hacer gárgaras con el agua varias veces al día.

Pimienta De Cayena Y Pimienta Negra

A menudo, cuando estás enfermo son los ingredientes más picantes que son los mejores para tu salud.

Es por eso que recomendamos pimienta y cayena para cuando tenga estreptococos en la garganta.

Del Dr. Patrick Quillin, autor de The Healing Power of Cayenne Pepper: “El folclore de todo el mundo cuenta resultados asombrosos utilizando la pimienta de cayena en la curación simple y en problemas de salud desconcertantes.

Pero la pimienta de cayena no es solo un curandero de la historia antigua.

Estudios clínicos recientes se han realizado en muchas de las aplicaciones de salud antiguas de esta hierba milagrosa.

Una y otra vez, el valor terapéutico de la pimienta de cayena ha sido validado médicamente ".

En efecto.

Por ejemplo, un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Makerere encontró que la capsaicina tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias (15).

Esto significa que gran parte de los síntomas de la faringitis estreptocócica, incluido el dolor, pueden aliviarse con la pimienta de cayena.

La pimienta negra también tiene notables propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, por lo que puede ser un formidable oponente de la faringitis estreptocócica (16).

Puedes hacer bebidas o gárgaras con pimienta de cayena y pimienta negra y usarlas varias veces al día.

Sin embargo, para evitar que se quemen, es una buena idea agregar otros ingredientes a esta lista.

Por ejemplo, puedes mezclar pimienta de cayena y un poco de miel cruda.

O puede agregar pimienta de cayena al agua caliente, junto con canela y miel.

Jengibre

Como uno de los condimentos dietéticos más consumidos en el mundo, el jengibre probablemente se encuentre en la tienda de comestibles más cercana, si es que aún no está en su cocina.

Y eso es una gran cosa, ya que es el complemento perfecto para su bebida cuando su cuerpo se siente deprimido debido a la faringitis estreptocócica.

La raíz de jengibre contiene un nivel muy alto (3,85 mmol / 100 g) de antioxidantes totales, superado solo por algunos tipos de alimentos, como las granadas y ciertas bayas (17).

Este alto contenido de antioxidantes ayuda a eliminar los radicales libres que dificultan su rendimiento y le ayuda a mantener un sistema inmunológico vigoroso.

Un estudio en el Journal of Ethnopharmacology ha determinado que el gingerol, el componente acre del jengibre, también posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias (18).

Así que triture un poco de jengibre y agréguelo a una bebida caliente varias veces al día.

También puede intentar agregar jengibre a diferentes platos y condimentos, como salsas y pan de jengibre.

Ajo y cebollas

El ajo y la cebolla probablemente ya estén en su cocina y brindan muchos beneficios sorprendentes para la salud.

Desde hace mucho tiempo se sabe que el ajo combate las bacterias.

Debido a esto, la gente de los soldados de la antigua Roma a los soldados de la Segunda Guerra Mundial harían cataplasmas con ajo para tratar heridas e infecciones.

En la Segunda Guerra Mundial, en realidad se llamaba penicilina rusa porque el gobierno ruso la usaba ampliamente para tratar a sus soldados.

De manera similar, la cebolla también tiene una naturaleza ligeramente ácida que ha llevado a que se use como un remedio casero para las infecciones.

De hecho, una rodaja de cebolla que queda en la habitación absorberá todo, desde humos de pintura hasta olores a humedad.

Una de las primeras personas en realizar investigaciones sobre las propiedades medicinales del ajo y la cebolla no fue otra que el microbiólogo y químico francés Louis Pasteur.

Investigaciones posteriores han respaldado completamente sus hallazgos.

Por ejemplo, un estudio de la revista Die Pharmazie probó extractos acuosos de ajo y cebolla para determinar su actividad contra microbios y bacterias.

Se encontró que ambos inhibían significativamente su crecimiento, aunque el ajo se desempeñó mejor que la cebolla (19).

Otro estudio de la Universidad de Colorado encontró que tanto el ajo como las cebollas tienen sus efectos en la salud humana de diversas maneras, que incluyen antioxidantes, antiinflamatorios y antibacterianos.

Los compuestos organosulfurados en el ajo y la cebolla eliminan los agentes oxidantes.

Esto evita que el ácido graso se oxide y, por lo tanto, inhibe el crecimiento bacteriano mediante la interacción con enzimas que contienen azufre (20).

Aunque puede que no sea la mejor, en cuanto al sabor, una buena manera de aprovechar todos los beneficios del ajo y las cebollas es comerlas crudas.

Puede pelar un diente de ajo, cortarlo por la mitad y chuparlo mientras lo muerde ocasionalmente para liberar jugos.

Y con las cebollas, puedes cortar y masticar un poco.

Si no puedes soportar hacer esto, ralla el ajo y las cebollas y hierve en agua con otros ingredientes como la canela y la pimienta de cayena.

Colar el agua y beber varias tazas durante todo el día.

Sabio

La salvia es una hierba que proviene de la familia de la menta y se usa en varias cocinas de todo el mundo.

Por ejemplo, a menudo los sabores ternera italiana, salchichas y paté franceses, y aderezo de pavo de Acción de Gracias estadounidense.

El sabio se conoce desde los días de la antigüedad romana como un ingrediente con un potencial de salud impresionante.

De hecho, llamada "salvia salvatrix" o "Sage the savior", se le reconoció por sus poderes curativos.

En 1555, Hieronymus Bock escribió: "De todos los arbustos, apenas hay un arbusto como el sabio, ya que se puede usar en medicina, con fines culinarios, en bodegas, para ricos y pobres".

La investigación moderna está de acuerdo con estas viejas creencias.

Un estudio en Food Chemistry probó el aceite esencial de salvia y descubrió que exhibía una notable actividad bacteriostática y bactericida contra varias cepas microbianas (21).

Esto se debe a que la salvia contiene ácido fenólico. Es bastante fácil de usar salvia.

Una forma simple y altamente efectiva es agregar agua casi hirviendo sobre hojas de salvia.

Use dos cucharadas de salvia si está fresca, o una cucharada si está seca.

También puedes comprar aceite esencial de salvia y gotear unas gotas en el agua con miel y canela.

Y la salvia es excelente con carnes grasas, caldo de huesos o pasta y ñoquis.

Clavos de olor

Los clavos de olor son los capullos de flores aromáticas que son una especia popular, que se utilizan ampliamente en bebidas, platos salados y postres por igual.

Son útiles contra la faringitis estreptocócica debido a sus propiedades antimicrobianas demostradas.

Para ilustrar, un estudio publicado en la Revista Brasileña de Microbiología encontró que el aceite esencial de clavo de olor fue eficaz para eliminar tres tipos comunes de bacterias (22).

Otro estudio realizado en Iraq probó la actividad antimicrobiana del aceite de brote de clavo y el aceite de romero a través del método de difusión en el pozo de agar contra cuatro cepas resistentes a múltiples fármacos.

Ambos aceites esenciales mostraron efectos inhibitorios hacia todos los organismos de prueba, pero el aceite esencial de clavo de olor tenía una actividad antibacteriana ligeramente superior a la del romero (23).

Hay muchas formas de consumir clavos mientras padece estreptococos.

Si disfrutas de su sabor fuerte, puedes tomar de dos a tres dientes a la vez y masticarlos lentamente mientras realizas tus actividades habituales.

O puede hervir alrededor de tres dientes por taza de agua y disfrutarlo como un té relajante.

Otra idea es agregar clavos al agua caliente, dejar que el agua empape y luego usarla para hacer gárgaras.

O simplemente mezcle un diente con una cucharada de miel y jengibre, canela o pimienta negra, retírelo después de unas horas y tome solo la miel.

Madreselva

Las hojas y las flores de madreselva son excelentes para ayudar a evitar la faringitis estreptocócica.

Afortunadamente, la temporada de cosecha de madreselva y la temporada de estreptococos de primavera a menudo coinciden.

Si es posible, definitivamente debes tener algunas flores frescas y hojas de madreselva a mano en tu cocina durante ese tiempo.

En un estudio realizado por AM Sandigawad, se realizó un análisis fitoquímico del extracto etanólico a partir de hojas de madreselva.

Se encontró que la madreselva tiene propiedades antibacterianas significativas y puede inhibir el crecimiento de cepas de bacterias incluso de resistencia múltiple (24).

La mejor manera de consumir la madreselva es hacer un delicioso jarabe.

Hierva un litro de agua y añada dos tazas de hojas de madreselva.

Cocine a fuego lento durante diez minutos, y cuele.

Luego, agregue la mezcla nuevamente a la olla, agregue una taza de miel y hierva nuevamente.

También puede agregar otros sabores, como canela o menta, en este punto.

Beba un poco de jarabe en pequeñas cantidades a lo largo del día.

Malvavisco savia o raíz de malvavisco

No se preocupe de que los malvaviscos no sean saludables; Debe comerlos para ayudar a tratar la faringitis estreptocócica: la gelatina en el malvavisco ayuda a lubricar y aliviar el dolor de garganta.

Pero incluso mejor que el malvavisco de hoy en día son las hojas, la savia y la raíz de la planta de la que los malvaviscos originaron originalmente su nombre.

La planta de malvavisco contiene polisacáridos que tienen propiedades antitusivas, mucilaginosas y antibacterianas.

La sustancia gelatinosa en partes de la planta de malvavisco, conocida como mucílago, ayuda especialmente al recubrir y calmar la garganta.

En un estudio del Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences, se probaron en ratas pastillas que contenían extracto de raíz de malvavisco.

Se encontró que eran eficaces y seguros para aliviar los síntomas de las infecciones del tracto respiratorio superior, en particular el dolor de garganta (25).

Puede obtener té de malvavisco en el mercado, que puede beber varias veces al día.

Sin embargo, la mejor manera de extraer todo el mucílago del malvavisco es hacer una infusión fría.

Use alrededor de una onza de raíz de malvavisco seca en un litro de agua fría.

Envuelva la raíz de malvavisco en un paño de algodón cardado suelto con forma de gasa, como una gasa.

Luego sumerja el paquete y cierre la tapa.

Déjalo durante la noche y encontrarás que el malvavisco se ha infundido lo suficiente.

A lo largo de la enfermedad de la faringitis estreptocócica, vierta el líquido en un vaso y tome un sorbo varias veces al día.

Olmo resbaladizo

El olmo resbaladizo, o olmo rojo, es una planta originaria de América del Norte.

Durante mucho tiempo se ha utilizado como un remedio a base de hierbas, especialmente para problemas digestivos.

Sin embargo, también es un tratamiento parcial efectivo para la faringitis estreptocócica porque, como el malvavisco, contiene una gran cantidad de mucílago.

Por lo tanto, ayuda a aliviar uno de los síntomas más significativos de la faringitis estreptocócica: el dolor.

Un estudio de la Universidad Cristiana de Texas encuentra evidencia prometedora de que el olmo resbaladizo es útil para afecciones inflamatorias de las vías aéreas superiores, como la laringitis y la faringitis estreptocócica (26).

You can get slippery elm tea, tincture, lozenges, tablets, capsules, and powder.

Any of those forms can be used, as long as it’s effective.

We would recommend a powdered bark since it can be mixed easily with water and other ingredients such as cinnamon and ginger to make a delicious tea.

Not only will you get through one strep season, but continuing to drink this tea regularly might help you prevent strep infections in the future, as well.

However, since it is generally a good idea to use several of these home remedies at once for the best results, you may want to buy the bark in pill form to limit the number of liquid-based remedies.

Either way, you will likely find yourself pleasantly surprised.

Turmeric

Turmeric is the luxurious yellow spice that enriches the look and flavor of curries.

Acting as a natural anti-inflammatory agent, it possesses tremendous medicinal properties.

The great feature of turmeric is that, although it isn’t a big part of western cuisine preparation, it can still be incorporated into many dishes.

But for best results, we suggest that you boil a tablespoonful of turmeric with milk, and drink around three or four glasses each day once you start presenting with the symptoms of strep throat.

You can also mix a little bit of the colorful rhizome with honey and ginger, and just take a few spoonfuls throughout the day.

The taste might take some getting used to, but its potent benefits are worth it.

If you are wondering why turmeric is bright yellow, it is due to a compound called curcumin, which is what makes turmeric such a wonderful option.

In one study by the researchers Mohammed Najah and Habil Neama, the effects of turmeric on bacterial growth were observed.

It was found that curcumin exhibited very strong antibacterial activities against Streptococcus pyogenes and Streptococcus mutans (27).

Therefore, it is a highly effective, but also highly affordable, treatment option for you or your children against strep throat.

Cinnamon and Cinnamon Oil

The bark of the cinnamon plant is another great ingredient to have in your kitchen.

Less common, but just as amazing, is cinnamon oil.

In a 2013 study, the antibacterial activities of 18 essential oil chemotypes from aromatic medicinal plants were evaluated against the Streptococcus pyogenes bacteria.

Among all the oils, cinnamon oil’s effect was shown to be the strongest; based on the experimenters’ set measurements, cinnamon oil was thought to be as effective as the pharmaceutical antibiotic amoxicillin (28).

So choosing between a medical drug and a home ingredient equally as effective, why would you not choose the cheaper, more natural alternative?

When buying cinnamon oil, try to find the organic, therapeutic-grade variety.

You can then mix the few drops with a tablespoonful of raw honey, and eat the mixture several times a day.

Whenever you make a beverage, you can also add a couple drops of cinnamon oil.

As for cinnamon itself, you can munch on a stick a few times a day.

If you do not like doing that, just shave some onto a drink or salad, or find recipes that involve cinnamon.

Essential Oils

Another great oil adept at battling Group A Strep bacteria is lemon oil.

Lemon itself is also a great item to have while experiencing strep throat, because of its high Vitamin C content.

But lemon essential oil too is great for this purpose. And right on par with lemon oil is thyme oil.

The European Association for Cranio-Maxillo Facial Surgery conducted a study on the efficacy of certain essential oils against bacteria and multi-resistant strains.

Large prevailing effective zones of inhibition were observed for thyme white, lemon, lemongrass, and cinnamon oil (29).

Another study conducted by researchers from the United Arab Emirates reiterated the findings: one hundred twenty strains of bacteria isolated from patients with infections of the oral cavity, or respiratory and genitourinary tracts and from hospital environment were investigated, and thyme oil demonstrated a good efficacy against antibiotic-resistant strains of the tested bacteria (30).

A third essential oil that is very effective against strep throat is peppermint oil.

A study in the Arabian Journal of Chemistry found that the distilled concentrations of essential oils inhibited the growth of microorganisms, and the results were comparable with those of antibiotic gentamycin (31).

Follow the same steps with these essential oils as you would with cinnamon oil.

If you do not have the time or ability to purchase these oils, you can also try and increase your intake of the fruit or herb that the oils are derived from — lemon, thyme, and peppermint.

These are all common household items that are easy to incorporate into different dishes, so it shouldn’t be that difficult.

Indian Gooseberry

Indian gooseberry, better known as “amla” in India, is a green sour fruit.

Packed into a single small round fruit are a lot of vitamins and nutrients.

Amla is so wonderful for health that there are actual Hindu festivals — Amalaka Ekadashi and Amla Navami — with it in its name.

Indian gooseberries are great to have during strep throat season because they are replete with phytochemicals such as furosin, gallic acid, corilagin, and quercetin.

These phytochemicals, which have the anti-oxidative power to fight free radicals, prevent inflammation from strep bacteria.

A study published in the British Journal of Nutrition tested consumption of amla extract and examined its effects on pro-inflammatory markers in human endothelial cells.

It found that the extract was associated with significantly lower pro-inflammatory cytokines (32).

It is also a rich source of Vitamin C, which increases white blood cells, the main line of defense for the immune system since they attack and eliminate foreign toxins and substances in the bloodstream throughout the body (33).

If you like sour-tasting fruits, you can just munch on amlas throughout the day.

Drinking some water right after will also add a specific sweetness.

Otherwise, you can grate the flesh of the berry into the water with ginger, and drink the mixture.

Elderberry

A blue-black berry that has a long history as a folk cure for a variety of ailments, elderberry can help fight your strep throat due to its strong antiviral and antibacterial properties.

Because of its strengthening effect on the immune system, it has been used for centuries to treat everything from constipation to cancer to influenza, and a multitude of other health issues in between.

A randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial followed 312 airplane passengers to investigate if a standardized membrane-filtered elderberry extract had beneficial effects on physical, especially respiratory, health, and mental health.

Travelers using elderberry from 10 days before travel until 4–5 days after arriving overseas on average experienced a 2-day shorter cold duration and also noticed a reduction in cold symptoms (34).

Another study observed similar results, and emphasized the safety and efficacy of elderberries over antiviral and antibacterial medication (35).

There are a lot of ways to consume elderberry: tea, wine juice, jelly, jam, juice, syrup, ointment, astringent, infusion, spray, lozenges, pills, powder, and capsules.

In which form you purchase it should depend on your personal tastes and product availability.

You may also just buy elderberries and make your own syrups and juices, mixing in what you want for taste.

Echinacea

Echinacea is an herb grown originally in areas east of the Rocky Mountains in the United States, as well as in several regions of Canada and Europe.

It may be tougher to find than some of these other ingredients, but you will not regret putting in a little extra effort to do so.

The Great Plains Indian tribes made extensive use of Echinacea leaves, flowers, and root for treating various health problems, mainly  to fight infections (especially the common cold, the flu, and other upper respiratory infections, but also many other infections including urinary tract, herpes, vaginal yeast, HIV/AIDS, human papillomavirus (HPV), and much more.

This ability to fight infections is that with which we are concerned, despite Echinacea’s having many other meaningful health benefits.

The settlers who took over that region also realized that and used Echinacea to make medicine from the time they settled up until when antibiotics were made.

But now we understand the downside of antibiotics, and how they don’t always work, so going back to Echinacea has become a popular health decision.

You can find Echinacea products in many forms, such as tea, spray, juice, or tablet.

When buying such products, verify the quality and authenticity, and ensure that it is not contaminated by lead, arsenic, or selenium.

If you find such an Echinacea product, consume it in the specified amounts several times a day to improve your strep symptoms.

It will likely be a very effective treatment, since it is known to combat the common symptoms of upper respiratory infections, such as a sore throat and inflammation.

A study in Phytogenes found that standardized Echinacea readily inactivated Group A Strep, and also completely reversed the cellular proinflammatory response (36).

Oil Pulling

Sometimes also called oil swishing (or “gundusha” in Hindi), oil pulling involves holding some oil in your mouth and moving it around for up to 20 minutes.

This practice is generally to support oral health since the oil helps get rid of bacteria in the mouth.

This then allows for pleasant breath, strong and cavity-free teeth, and healthy gums that are less sensitive.

The hope with oil pulling when it comes to strep throat is that it will also kill some of the strep bacteria in your mouth and throat.

For that reason, you may also gargle with the oil.

However, make sure that you don’t then swallow it, as the bacteria now in the oil will spread to other parts of the body.

This is a good remedy to try since research has shown that similar bacteria in the streptococcus family were successfully fought off through oil pulling.

For example, a study published in the Journal of the Indian Society of Pedodontics and Preventive Dentistry evaluated the effect of oil pulling with sesame oil on the count of Streptococcus mutans in plaque and saliva of children, using the Dentocult SM Strip mutans test, and compared its efficacy with that of chlorhexidine mouthwash.

They found that the reduction in the S. mutans count in the plaque of the study group was statistically significant (37).

The best oil to use is a couple tablespoons of a vegetable-based oil, such as coconut oil, sesame oil, or olive oil.

Since your objective is to maximize its antibacterial properties, feel free to add in some of the ingredients mentioned above.

An example is two tablespoons of coconut oil mixed with cinnamon leaf, peppermint, and Manuka honey.

When to See a Doctor

Despite knowing the symptoms of strep throat, you may have trouble evaluating by yourself whether or not that is what you have.

Try the natural remedies above for around a week to let their benefits appear.

If the symptoms have not significantly lessened, book an appointment with a doctor.

A second reason to visit the doctor, even if a week hasn’t passed, is if the symptoms get too painful to bear, or are rapidly worsening.

Severe throat pain, severe difficulty in swallowing food or saliva, swelling and redness in the neck, labored breathing, inability to open the mouth, bleeding in the throat — these are all symptoms that warrant a rush to the emergency unit.

Even if conditions aren’t as bad but are steadily deteriorating, you should go and get a lab test immediately so that you can receive a more formal treatment plan.

The test will involve a cotton swab at the back of the throat and a brief test to identify the bacteria.

Rapid antigen detection tests do have up to a 30 percent chance of being wrong, so a negative might not rule out strep throat.

In that case, if your symptoms seem consistent with strep throat, your doctor may order a throat culture — which can take up to two days — to make sure.

If it is the Streptococcus pyogenes bacteria, it will be confirmed that it is a case of strep throat, and your doctor will tell you what medications should be taken in what doses and for how long.

If it is some other infection, whether viral or bacterial, your doctor can still advise you how best to treat it.

Precauciones

Although we recommend that you try our home remedies first, do keep in mind that you should visit a doctor if they don’t appear to be benefiting you even after a week.

This is the wisest course of action because sometimes strep throat can be such a severe illness that it requires medical intervention.

For example, untreated strep throat could also develop into scarlet fever, since both are caused by the same bacterium.

Scarlet fever is characterized by rough and blotchy pink-red rashes that normally do not itch, accompanied by very high fever and sore throat.

It might also lead to a peritonsillar abscess, which is a pus-filled infection that develops in the back of the tonsils and which needs to be removed by a medical professional.

Other complications include: ear infections, sinusitis, rheumatic fever (an inflammatory disease that affects the joints, the heart, and the skin), post-streptococcal glomerulonephritis (an inflammation of the kidneys), guttate psoriasis (small, red teardrop-shaped spots appearing on the body), and mastoiditis (an infection of the mastoid bone in the skull).

That said, we definitely do not suggest taking antibiotics right away.

Doing so can lead to antibiotic-resistant bacteria, and can also fatigue your body and cause side effects.

Conclusión

Strep throat is, unfortunately, an illness that we have to face now and again.

Especially for those of us who work in the closed confines of office spaces and have children at school, it is a frequent visitor.

But with the knowledge that you now have about strep throat and how to treat it — naturally at home! — you can fight it with ease.

So the next time you start seeing the painful symptoms, you know what ingredients to whip up to nip this nuisance in the bud!

Tags:

You Might also Like

Leave a Reply