Type to search

Pérdida de peso

Cómo perdieron estas personas más de 20 libras: rápido

Share



La pérdida de peso es igual a las calorías consumidas menos las calorías gastadas. Científicamente, debería ser simple: si quema más calorías de las que consume, perderá peso. Sin embargo, todos sabemos que se necesita una gran cantidad de autodisciplina, sacrificio, persistencia, sudor y, a veces, lágrimas solo para deslizarse en sus jeans ajustados o golpear esos dígitos mágicos. Mantener el peso bajo es otro desafío, y uno que tiende a ser mucho más difícil de navegar. Entonces, ¿cómo perder 20 (o más) libras y no recuperarlo? Usted sube a la báscula regularmente, planifica sus comidas, hace ejercicio y come estos 20 alimentos todos los días.

1

MANTEQUILLA DE MANÍ

Su cuerpo necesita grasa para apoyar el crecimiento celular, proteger sus órganos, ayudar en la absorción de nutrientes vitales y producir hormonas. No se trata de no consumir grasas, se trata de consumir los tipos correctos. Las grasas monoinsaturadas saludables, como las que se encuentran en la mantequilla de maní, protegen su corazón, reducen el riesgo de accidente cerebrovascular, lo mantienen lleno por más tiempo y es menos probable que se almacenen como flacidez corporal. Agregue una cucharada a su avena, mézclela en su batido o combínela con rodajas de manzana o apio. Pero no todas las marcas son iguales. Asegúrese de revisar estas 36 principales mantequillas de maní clasificadas.

2

CAFÉ

Shutterstock

Desde mejorar su rendimiento en el gimnasio y combatir la inflamación del cuerpo hasta aumentar su metabolismo, el café es un regalo del cielo para perder peso. Solo asegúrate de consumirlo con proteínas para contrarrestar la secreción de cortisol, dice la Dra. Gabrielle Francis, doctora naturista y autora de The Rockstar Remedy. Esto es importante porque el cortisol puede reducir la capacidad de su cuerpo para liberar grasa de sus reservas y puede interrumpir el sueño. Busque opciones de proteínas magras como queso cottage, almendras, semillas o yogurt.

3

YOGUR GRIEGO

Shutterstock

El yogur griego es el último alimento para bajar de peso. Está repleto de proteínas saciantes y probióticos amigables para el intestino, prácticamente sin grasa, versátil y delicioso. Ya sea que lo ponga en una cuchara, úselo para marinar, sustitúyalo por crema agria o mayonesa, o tírelo en su bebida mezclada, se le cortará la cintura y se lamerá los labios.

4 4

FRUTAS CÍTRICAS

Shutterstock

Pomelo, limones, naranjas … ¿por dónde empezamos? Las frutas cítricas son como los ángeles de Victoria's Secret de productos que cortan la cintura: siempre roban el centro de atención. Y aquí está el por qué: aumentan la inmunidad, ayudan a disminuir la celulitis, reducen la inflamación, lo mantienen hidratado, aumentan el gasto calórico e incluso ayudan a matar sus objetivos corporales. De hecho, un estudio publicado en la revista Metabolism descubrió que comer la mitad de una toronja antes de una comida puede ayudar a reducir la grasa abdominal, reducir los niveles de colesterol y reducir la cintura hasta una pulgada en solo seis semanas.

5 5

AGUACATE

Esta famosa fruta tiene una capacidad comprobada para reducir la grasa del vientre, reducir el colesterol, el hambre de calabaza y ayudarlo a tomar mejores decisiones dietéticas, según la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES), un programa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) Los resultados de la encuesta, publicados en Nutrition Journal, encontraron que comer diariamente medio aguacate de tamaño mediano estaba altamente correlacionado con una mejor calidad general de la dieta. ¡Afortunadamente no faltan las recetas de aguacate para bajar de peso!

6 6

ARÁNDANOS

Shutterstock

Además de mantener la domesticación de la grelina (la hormona del hambre), los arándanos son balas mágicas para perder peso. De hecho, los investigadores de la Universidad de Michigan descubrieron que los arándanos pueden ayudarlo a freír la grasa obstinada del abdomen. Después de una prueba de 90 días, las ratas alimentadas con una dieta enriquecida con arándanos mostraron una reducción significativa de la grasa abdominal visceral que el grupo de control. También descubrieron que una dieta baja en grasas aumentó los beneficios para la salud del consumo de bayas. En otras palabras, las ratas alimentadas con arándanos y una dieta baja en grasas tenían una masa grasa y hepática general más baja que el grupo control.

7 7

TÉ VERDE

El té verde no es ajeno al mundo de la pérdida de peso. Entre freír calorías y freír flacidez, no estamos seguros de qué merece más atención aquí. Sin embargo, si su dieta se ha descarrilado por completo, comience a beber lo antes posible. Investigadores chinos descubrieron que el té verde redujo significativamente las concentraciones de triglicéridos y la grasa abdominal en los sujetos que consumieron dietas grasas. ¿Y lo que es más? Científicos brasileños descubrieron que los participantes que consumieron tres tazas de té verde todos los días durante una semana se recuperaron más rápido después de un entrenamiento. ¡Cuanto más sudas, más calorías quemas y más libras pierdes!

8

NUECES

Hablando de alimentos que lo ayudan a mantenerse en el camino con su régimen de entrenamiento, las nueces contienen el aminoácido L-arginina, que promueve el entrenamiento de resistencia al aumentar el flujo sanguíneo a los músculos. En un estudio, a los participantes se les administró L-arginina o un placebo, luego se les pidió que completaran el ciclo hasta el agotamiento. Los hallazgos revelaron que el grupo sin placebo no solo requirió menos oxígeno (o energía) para realizar, sino que también pudieron realizar ciclos de alta intensidad durante un 26% más. Empaque media onza en porciones en su bolsa de gimnasio para obtener los beneficios.

9 9

SEMILLAS

Shutterstock

Desde semillas de cáñamo, chía y lino hasta calabaza, las semillas no son nada menos que un alimento potente. Repletos de fibra, vitaminas y minerales esenciales, ¡son excelentes adiciones para ensaladas, batidos, avena, yogur y más!

10

HUEVOS

Shutterstock

Hay un factor que las personas no consideran lo suficiente cuando se trata de inclinar la balanza a su favor: la salud mental. Cuando estamos estresados, ansiosos o tristes, no solo es más probable que alcancemos una barra de caramelo sobre una manzana y omitamos nuestro entrenamiento, sino que es más probable que nuestro cuerpo almacene los alimentos que consumimos como grasa. Afortunadamente, los huevos entregan los nueve aminoácidos (incluida la lisina), lo que reduce significativamente los niveles de ansiedad y estrés, según los hallazgos publicados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

11

PROTEÍNAS MAGRAS

Shutterstock

Como macronutriente, la proteína está en el corazón de la pérdida de peso. Consumido adecuadamente, aumenta la saciedad, ayuda a construir y retener la masa muscular magra (que quema la grasa) e incluso puede acelerar su metabolismo hasta en un 30 por ciento. Sin embargo, qué proteínas y cuánto son una parte crítica de la ecuación. Opte por 3-4 onzas de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, cortes magros de cerdo, carne de res alimentada con pasto y pavo de corral. Empacando hasta 26 gramos de proteína por menos de 150 calorías o menos, ayuda a un producto más delgado que nunca suena más accesible.

12

FRIJOLES NEGROS

Shutterstock

Con una friolera de 17 gramos de fibra, 15 gramos de proteína y ninguna grasa saturada por porción de una taza, los frijoles negros son un jugador importante en la batalla contra el bulto. Estos muchachos no solo te ceñirán la cintura, sino que también te mantendrán fuerte, gracias a las antocianinas o compuestos antioxidantes que han demostrado mejorar la función cerebral. Una mente nublada y distraída y una panza gruñona nunca conducen a ningún lugar que no sea la máquina expendedora.

13

Avena cruda

Shutterstock

La belleza de la avena cruda es que contienen almidón resistente y, como suena su nombre, esta clase de carbohidratos en realidad resiste la digestión. Lo que eso significa para usted: sentimientos prolongados de saciedad, un estómago más plano, un intestino más saludable y una masa en la parte inferior del cuerpo. Además, un estudio encontró que incluir almidón resistente con una comida nocturna aumentó la leptina de la hormona de la saciedad en un 51 por ciento y suprimió la hormona del hambre ghrelina en un 15 por ciento, en comparación con una comida que incluía un carbohidrato simple como el pan blanco. Parece obvio hasta que recuerdas que la avena cruda sabe mucho a tiza, pero no es necesario. Intente usarlos en lugar de harina o pan rallado, tírelos en sus batidos o prepare un recipiente con avena durante la noche.

14

VERDURAS DE HOJA VERDE

Shutterstock

Desde la col rizada, la col rizada, las espinacas y la lechuga romana hasta el perejil, el berro y la acelga, las verduras de hoja verde son una forma baja en calorías para llenar y empacar su cuerpo con nutrientes esenciales. Agregue cantidades impresionantes de vitamina K, vitaminas B, fibra, hierro, calcio y polifenoles, micronutrientes poderosos que cumplen una función en la prevención de enfermedades, cuando opta por vaporizar estas verduras o arrojarlas a su próxima ensalada.

15

PESCADO

Shutterstock

Desde las ostras, el fletán, el atún y las vieiras hasta el bacalao y el salmón salvaje, el consumo regular de pescado puede desempeñar un papel clave en el despegue de esa llanta de refacción. Repleto de omega-3 y minerales esenciales, el pescado es una de las formas de proteína más saciantes. De hecho, de acuerdo con el Índice de Saciedad de Alimentos Comunes, un estudio australiano publicado en el European Journal of Clinical Nutrition, el halibut está clasificado como el alimento número 2 que más llena, superado solo por las papas hervidas por su factor de plenitud. Y un estudio australiano que compara la saciedad de diferentes proteínas animales encontró que un pescado blanco (escama) nutricionalmente similar es significativamente más saciante que la carne de res y el pollo; La saciedad después de la harina de pescado blanco también disminuyó a un ritmo mucho más lento. ¡La tilapia, sin embargo, no entra en esta categoría!

dieciséis

VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA

Shutterstock

Este alimento que puede reducir la cintura puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad, freír la grasa del vientre, reducir los picos de azúcar en la sangre y ayudar a una digestión saludable. ¿No te imaginas derribarlo como el tequila? ¡Agréguelo a su batido, úselo como aderezo para ensaladas, ablande la carne, lave frutas y verduras, mézclelo con su guacamole o úselo en su té!

17

PIMIENTOS PICANTES

Shutterstock

Los chiles contienen capsaicina que suprime el apetito, queman grasa y combaten la inflamación, lo que los convierte en un alimento, condimento o condimento vital para lograr y mantener un peso saludable. ¿La mejor parte? No necesita mucho para cosechar los beneficios. La investigación de la Universidad de Purdue reveló que consumir solo un gramo es suficiente para hacer el truco. .

18 años

PATATAS DULCES

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5664031/

El consumo regular de carbohidratos complejos llenos de fibra es una forma infalible de una dieta para aumentar la energía y combatir el hambre. La próxima vez que sientas la tentación de abrir una bolsa de papas fritas, toma una batata mediana. Cortar en rodajas finas, espolvorear con aceite de oliva y sal marina, y hornear hasta que estén crujientes. ¿Escapado? Destruye ½ la verdura de naranja y combínala con una cucharada de mantequilla de maní para obtener un bocadillo saciante y plano.

19

QUINUA

Shutterstock

Con un equilibrio excepcional de fibra, proteína y grasa, esta semilla es un aplastador de hambre garantizado. Su textura crujiente y sabor a nuez lo hacen una adición fácil a casi cualquier comida. Desde cuencos de quinua y parfaits, magdalenas hasta ensaladas, sopas y postres, el superalimento es sumamente adaptable.

20

ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Shutterstock

Si hay un elemento en esta lista que realmente comienza a usar todos los días, que sea este. El aceite de oliva es el pegamento que mantiene unido un cuerpo sano y activo. Está cargado de grasas monoinsaturadas y polifenoles que combaten las enfermedades del corazón, reducen la inflamación en el cuerpo, previenen los accidentes cerebrovasculares, reducen el riesgo de desarrollar diabetes, protegen el cerebro, tratan la artritis y promueven el control del peso. De hecho, según el European Journal of Clinical Nutrition, un estudio de tres años reveló que una dieta rica en aceite de oliva aumentó los niveles de antioxidantes en la sangre y evitó el aumento de peso. Rocíe sobre las verduras con un rociador de aceite de oliva (no las cosas enlatadas) y rocíelo sobre su ensalada cada vez que pueda.

Tags:

You Might also Like

Leave a Reply