El flujo vaginal es un líquido que las células de la vagina y el cuello uterino liberan naturalmente. Sirve como una de las defensas de su cuerpo al mover las células muertas de la piel y las bacterias fuera de la vagina, al tiempo que mantiene un equilibrio de pH saludable.

Los cambios en la consistencia y el color de su flujo a veces pueden ofrecer pistas sobre los procesos de su cuerpo. Siga leyendo para obtener más información sobre lo que la secreción clara y elástica podría significar para su cuerpo.

La ovulación se refiere al punto en la mitad de su ciclo cuando su cuerpo libera un óvulo para una posible fertilización. A medida que se acerca a este punto de su ciclo, aumenta la producción de moco cervical. Esto da como resultado una descarga más abundante que es clara y elástica.

Esta mayor descarga ayuda a introducir esperma en el cuello uterino para que puedan fertilizar el óvulo liberado.

Algunas personas buscan signos de secreción clara y elástica para determinar cuándo están ovulando y son más fértiles.

Para usar la descarga para rastrear su ovulación, deberá revisar su moco cervical diariamente:

  • Siéntese en el asiento del inodoro y use las manos limpias para limpiar su abertura vaginal con papel higiénico. Haga esto antes de orinar.
  • Si no ve ninguna descarga en el papel higiénico, inserte los dedos en la vagina y retírelos, verificando el color y la consistencia del moco.
  • Examine el color y la textura de la descarga.
  • Lávese las manos y registre sus hallazgos.

Obtenga más información sobre el seguimiento de su moco cervical y qué buscar en las diferentes etapas de su ciclo menstrual.

Muchas personas informan haber experimentado cambios en el moco cervical temprano en el embarazo.

Por lo general, su flujo se vuelve más seco y delgado después de la ovulación, cuando disminuye el estrógeno. Pero si los espermatozoides fecundan con éxito un óvulo, es posible que note que su flujo sigue siendo espeso, transparente y elástico. También podría tomar un color blanquecino.

Esto sucede porque las hormonas, incluidos el estrógeno y la progesterona, continúan aumentando después de la ovulación si se fertiliza un óvulo. Esta descarga más espesa puede durar hasta aproximadamente ocho semanas. En ese punto, el moco comienza a formar un tapón de moco, que protege el embrión y el cuello uterino.

Tenga en cuenta que los cambios en el moco cervical no son una forma muy confiable de saber si está embarazada, pero pueden ser un indicador útil de cuándo es posible que desee hacerse una prueba de embarazo.

Muchas cosas además de la ovulación y el embarazo pueden causar cambios en su flujo vaginal. Es por eso que no debe confiar únicamente en el seguimiento de su moco cervical para determinar la fertilidad.

Otras cosas que pueden causar secreción clara y elástica incluyen:

  • hacer ejercicio
  • excitación sexual
  • actividad sexual
  • cambios en la dieta
  • estrés
  • cirugía reciente que involucra su cuello uterino u órganos cercanos
  • comenzar un nuevo medicamento, especialmente anticonceptivos hormonales

Estos son cambios esperados y generalmente no son motivo de preocupación.

El flujo vaginal claro y elástico generalmente no es motivo de preocupación, pero hay algunas excepciones.

Por ejemplo, la vaginitis, una infección bacteriana de la vagina, puede causar cambios en el pH que hacen que el cuello uterino produzca moco adicional. A veces, la mucosidad permanece limpia. En otros casos, puede volverse amarillo, gris o verde.

Las infecciones por levaduras y las infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea, la clamidia o la tricomoniasis, pueden causar cambios en el flujo cervical.

Haga una cita con su proveedor de atención médica si tiene una secreción inusual, clara y elástica que se acompaña de:

  • sensación de ardor en la vagina
  • fiebre
  • picazón vaginal
  • coito doloroso
  • enrojecimiento alrededor de su vulva
  • dolor alrededor de su vulva o vagina