Type to search

Noticias

La colocación optimizada de desfibriladores puede mejorar los resultados del paro cardíaco

Share


Los desfibriladores externos automáticos (DEA) a menudo se colocan en áreas de bajo riesgo y pueden no estar disponibles durante ciertos momentos del día. Determinar la ubicación óptima para los DEA puede conducir a un aumento de la desfibrilación por parte de los espectadores y a una mayor supervivencia en aquellos que sufren un paro cardíaco fuera del hospital (OHCA), según una investigación publicada hoy en el Revista del Colegio Americano de Cardiología.

El uso de DEA accesibles al público se asocia con resultados significativamente mejores en pacientes que experimentan OHCA siempre que estén disponibles durante un tiempo de necesidad.


Los investigadores del estudio utilizaron modelos informáticos para determinar la ubicación óptima de los DEA en Copenhague. Este ensayo in silico, o simulado por computadora, imitaba un ensayo clínico aleatorizado. El diseño de este estudio es rápido y rentable, al tiempo que permite que los investigadores realicen un estudio por períodos más largos e incorporen un control que de otra manera no sería posible. Este es el primer ensayo in silico para examinar la intervención AED.

Mediante el uso de datos históricos, pudieron determinar ubicaciones en las que era más probable que ocurrieran OHCA y compararlos con implementaciones reales de AED. Los OHCA que ocurrieron entre enero de 1994 y septiembre de 2007 se utilizaron para capacitar a los modelos y se analizaron los OHCA del período de estudio de octubre de 2007 a diciembre de 2016. El estudio solo incluyó OHCA que ocurrieron en lugares públicos.

"Nuestro diseño de prueba aseguró que los métodos de optimización no fueran ventajosos en comparación con las ubicaciones reales de DEA", dijo el autor del estudio Timothy C.Y. Chan, Ph.D., Cátedra de Investigación de Canadá en Novela Optimización y Análisis en Salud y el director del Centro de Ingeniería de Salud de la Universidad de Toronto. "Los modelos de optimización colocaron la misma cantidad de DEA cada mes que en realidad".

Los investigadores implementaron dos políticas de colocación de DEA como intervenciones. La intervención n. ° 1 colocó los DEA en los edificios en función de la ubicación y las horas de operación, mientras que la intervención n. ° 2 colocó los DEA en el exterior en función de la ubicación y asumiendo la accesibilidad 24/7. El grupo de control incluyó todas las colocaciones reales de DEA en Copenhague durante el período de estudio. El resultado primario fue el número total de OHCA que ocurrieron dentro de una línea recta de 100 m, igual a una ruta peatonal de 150 m, de un DEA disponible.

Si bien los DEA reales cubrieron el 22 por ciento de todos los OHCA durante el estudio, los de la intervención No. 1 y No. 2 habrían cubierto el 33.4 por ciento y el 43.1 por ciento, respectivamente. Estos aumentos ascendieron a ganancias de cobertura relativas de 52 por ciento y 95.9 por ciento, respectivamente.


"Nuestros hallazgos muestran que si pudiéramos retroceder en el tiempo hasta el inicio histórico del programa AED en Copenhague y colocar los AED de acuerdo con nuestro mejor modelo de optimización, habríamos logrado casi el doble de la cobertura de OHCA que se logró en la realidad en el posterior nueve años ", dijo Chan. "Nuestra inclusión de dos enfoques de optimización resalta los beneficios potenciales de mejorar la accesibilidad y la colocación de AED, así como tener redes de AED diseñadas por un tomador de decisiones central".

Los investigadores también determinaron que la desfibrilación de testigos aumentó significativamente de 14.7 por ciento en el grupo de control a 22.5 por ciento para la intervención No. 1 y 26.9 por ciento para la intervención No. 2. La supervivencia prevista de 30 días aumentó de 31.3 por ciento en el grupo de control a 34.7 por ciento para intervención No. 1 y 35.4 por ciento para la intervención No. 2.

Los resultados de estos estudios son consistentes con estudios previos que han mostrado una correlación positiva entre la distancia a un DEA y los resultados de la desfibrilación y la supervivencia de los espectadores.

Los modelos de optimización en este estudio se desarrollaron originalmente para su uso en Toronto, una ciudad con diferente incidencia de OHCA, estructura de la ciudad y características de la población en comparación con Copenhague. Según los autores, estos hallazgos, por lo tanto, proporcionan una validación adicional para la generalización de los modelos de optimización para la colocación de DEA.

Los autores reconocen que si bien estos resultados son prometedores, sugieren la necesidad de ensayos clínicos para verificar el impacto estimado en los resultados clínicos. Además, la colocación de DEA es solo un factor para mejorar la supervivencia de OHCA. Se necesitan campañas de educación pública para mejorar la conciencia de los espectadores y la disposición a actuar, mientras que la entrega de drones de AED y aplicaciones de teléfonos inteligentes también puede aumentar la utilización de RCP y AED de los espectadores.



Más información: Revista del Colegio Americano de Cardiología (2019). DOI: 10.1016 / j.jacc.2019.06.075

Tags:

You Might also Like

Leave a Reply