Si compra algo a través de un enlace en esta página, podemos ganar una pequeña comisión. Cómo funciona esto

El dolor en el lado izquierdo del cuello puede deberse a varias causas, desde distensiones musculares hasta un nervio pellizcado. La mayoría de las causas no son graves.

Es probable que el cuello adolorido se deba a dormir en una posición extraña o a sostener el cuello en un ángulo que tensione los músculos y los tendones de ese lado.

En muchos casos, el dolor en el lado izquierdo de su cuello desaparecerá solo o con analgésicos de venta libre y descansará. Consulte a un médico si su dolor es intenso, se debe a una lesión reciente o si dura más de una semana.

Siga leyendo para conocer algunos de los desencadenantes más comunes y menos comunes del dolor de cuello en el lado izquierdo, y cómo se pueden diagnosticar y tratar estas afecciones.

Causas comunesCausas menos comunesCausas raras
inflamaciónfractura cervicaltumores espinales
distensión musculardegeneración del disco cervicalanomalías congénitas
nervio pellizcadohernia de disco cervical
latigazomeningitis
tortícolis agudaArtritis Reumatoide
osteoporosis
fibromialgia
estenosis espinal
ataque al corazón

Inflamación

La inflamación es la respuesta del cuerpo a una lesión o infección. Puede causar dolor, hinchazón, rigidez, entumecimiento y otros síntomas.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) suelen ser la primera línea de defensa en el tratamiento del dolor y la inflamación a corto plazo. La mayoría se puede comprar sin receta (OTC).

Distensión muscular

Si pasa horas inclinándose hacia adelante en su computadora, acunando un teléfono entre la oreja derecha y el hombro, o estresando los músculos del cuello, puede terminar con dolor en el lado izquierdo de su cuello.

La mayoría de las distensiones musculares se pueden tratar con éxito en el hogar con reposo, hielo, compresión y elevación (RICE).

Nervio pellizcado

Un nervio pellizcado (radiculopatía cervical) ocurre cuando un nervio en el cuello se irrita o se aprieta cuando se ramifica desde la médula espinal. Si está en el lado izquierdo, también puede causar entumecimiento y dolor en el hombro izquierdo.

Aquí hay nueve remedios para un nervio pellizcado. También puede probar estos ejercicios para aliviar un nervio pellizcado en su cuello.

Latigazo

Puede recibir latigazo cervical cuando su cabeza se empuja con fuerza hacia adelante y hacia atrás. Esto puede suceder por un aparejo de fútbol, ​​un accidente de vehículo o un incidente violento similar.

El latigazo cervical a menudo puede provocar una dolorosa lesión en el cuello. La rigidez del cuello y los dolores de cabeza se encuentran entre los otros síntomas comunes del latigazo cervical.

Los médicos generalmente recetan analgésicos de venta libre como acetaminofén (Tylenol) o aspirina (Bufferin) para aliviar los síntomas del latigazo cervical. Las lesiones más graves pueden requerir analgésicos recetados y relajantes musculares para reducir los espasmos musculares.

Además de los medicamentos, es posible que desee aplicar hielo o calor en el área lesionada.

También es posible que le den un collar de espuma para mantener su cuello estable. Los collares solo deben usarse los primeros días después de la lesión y no deben usarse más de tres horas seguidas.

Tortícolis aguda

La tortícolis aguda ocurre cuando los músculos de su cuello se contraen repentinamente, haciendo que su cabeza se tuerza hacia un lado.

Por lo general, causa dolor en un lado del cuello y puede desencadenarse al dormir torpemente sin mucho apoyo para la cabeza. También puede deberse a una mala postura o incluso a dejar el cuello expuesto durante demasiado tiempo a bajas temperaturas.

La tracción, los ejercicios de estiramiento y los masajes pueden ayudar a aliviar el dolor. También se recomienda aplicar calor.

Fractura cervical

Los siete huesos en la parte superior de las vértebras se conocen como vértebras cervicales. Una fractura cervical, también conocida como fractura de cuello, puede ocurrir por contacto violento en deportes, caídas graves, accidentes de vehículos u otras lesiones traumáticas.

El riesgo más grave con una fractura cervical es el daño a la médula espinal.

Degeneración del disco cervical

Entre los huesos de las vértebras hay discos duros pero flexibles que sirven como amortiguadores para proteger los huesos.

El exterior de cada disco es el anillo fibroso, una estructura resistente que encierra un núcleo lleno de líquido, el núcleo pulposo.

Con el tiempo, estos discos se vuelven menos flexibles. El anillo fibroso puede degenerar y desgarrarse, lo que lleva al material del núcleo pulposo a impactar o descansar sobre la médula espinal o una raíz nerviosa. Esto puede provocar dolor de cuello.

Hernia de disco cervical

UNA hernia de disco cervical ocurre cuando la capa externa resistente de un disco cervical se rasga y permite que el núcleo empuje y presione los nervios y la médula espinal encerrados en las vértebras.

Además del dolor en el cuello, la afección puede causar entumecimiento, debilidad u hormigueo que puede extenderse hacia los brazos.

Meningitis

La meningitis generalmente es causada por un virus, pero también hay versiones bacterianas, fúngicas y parasitarias de la afección inflamatoria. Puede causar dolor y rigidez en el cuello, así como dolores de cabeza.

La meningitis bacteriana no tratada puede provocar inflamación cerebral y convulsiones.

Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que afecta a aproximadamente 1.3 millones de estadounidenses. Daña el revestimiento de las articulaciones y puede causar un dolor considerable, rigidez, entumecimiento y debilidad muscular.

El dolor de esta afección se puede sentir en el lado izquierdo o derecho, o en la mitad del cuello, según la parte de la articulación afectada.

Osteoporosis

La enfermedad de adelgazamiento óseo llamada osteoporosis no siempre presenta síntomas, pero aumenta el riesgo de fracturas dolorosas de las vértebras cervicales.

Fibromialgia

La causa de la fibromialgia sigue siendo desconocida, y afecta a cada persona que la tiene de manera un poco diferente. Puede causar dolor en el cuello y en todo el cuerpo y puede ser difícil de tratar.

Estenosis espinal

La estenosis espinal es un estrechamiento del canal espinal, que resulta en un pellizco de la médula espinal o los nervios que se extienden desde la médula espinal. Esta afección, causada por la osteoartritis, puede ocurrir en las vértebras cervicales y en toda la columna hasta la zona lumbar.

Ataque al corazón

En algunos casos, el dolor en cualquier parte del cuello puede ser un signo de un ataque cardíaco. Pero generalmente habrá otros síntomas notables, como dolor en la mandíbula, el brazo o la espalda, así como dificultad para respirar, náuseas y sudor frío.

Las mujeres son más propensas que los hombres a reportar dolor no torácico como un síntoma de ataque cardíaco.

Tumores espinales

Un tumor espinal es un crecimiento que se forma dentro del canal espinal o los huesos de su columna vertebral. Puede ser benigno (no canceroso) o canceroso, y puede causar dolor en el sitio del tumor.

La debilidad muscular es otro signo común. Los síntomas tienden a empeorar hasta que se trata el tumor.

Anomalías congénitas

Una variedad de afecciones puede afectar a los recién nacidos, causando dolor en el lado izquierdo del cuello y otros síntomas similares. Entre ellos están:

  • tortícolis congénita, en la cual el cuello se lesiona durante el parto

  • defectos vertebrales congénitos, que pueden incluir vértebras cervicales de forma anormal.

Un médico debe evaluar el dolor en el lado izquierdo de su cuello que dura más de una semana y no responde al tratamiento.

Si comienza a sentir dolor bajando por sus brazos o piernas, o siente una sensación de entumecimiento u hormigueo en el cuello, consulte a un médico lo antes posible. El dolor de cuello acompañado de dolor de cabeza también debe evaluarse de inmediato.

Si el dolor de cuello es el resultado de un incidente obvio, como un accidente automovilístico, una caída o una lesión deportiva, busque atención médica de inmediato.

Cuando vea a un médico sobre dolor en el lado izquierdo de su cuello, primero le harán un examen físico. Comprobarán su rango de movimiento y áreas de sensibilidad, hinchazón, entumecimiento, debilidad y las áreas específicas que le causan dolor.

El médico también revisará su historial médico y analizará cualquier otro síntoma que pueda estar experimentando.

También se pueden recomendar pruebas de detección. Éstos incluyen:

  • Rayos X
  • resonancia magnética (MRI)
  • tomografía computarizada (CT)

El tratamiento adecuado para el dolor de cuello depende de su afección, su gravedad y su estado general de salud.

Para el dolor leve de cuello, pruebe con una almohadilla térmica o una ducha caliente durante 20 minutos más o menos a la vez durante los primeros dos o tres días. Luego use compresas de hielo durante 10 a 20 minutos varias veces al día.

Comprar almohadillas térmicas o compresas frías en línea.

Remedios caseros

Aquí hay algunos otros remedios simples y consejos de estilo de vida para probar:

  • Practica estiramientos suaves y lentos.
  • Prueba el masaje.
  • Duerme con una almohada especial para el cuello.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno (Advil).
  • Use una buena postura al estar de pie, sentado y caminando.
  • Ajuste su silla para que sus ojos miren directamente a la pantalla de su computadora.
  • Duerma con la cabeza y el cuello alineados con el resto de su cuerpo.
  • Evite llevar maletas pesadas u otros artículos que tiren demasiado de un hombro.

Terapia física

Es posible que le recomienden someterse a fisioterapia para ayudar a aliviar su dolor. Además, aprenderá ejercicios, cambios de postura y otros ajustes que puede hacer para sentirse mejor y prevenir futuros problemas.

Inyecciones de corticosteroides

También es posible que necesite un procedimiento para aliviar su dolor o corregir un problema en su cuello.

Dependiendo de la fuente del dolor, su médico puede inyectar medicamentos corticosteroides en las raíces nerviosas, los músculos o entre los huesos de las vértebras en el lado izquierdo del cuello para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Cirugía

Si la médula espinal o las raíces nerviosas se están comprimiendo, o si hay una fractura para reparar, puede ser necesaria una cirugía.

A veces, usar un collarín es suficiente para mantener las vértebras cervicales estables mientras sanan sin cirugía.

El dolor inespecífico en el lado izquierdo del cuello, es decir, el dolor que no es causado por una lesión o afección específica, es una ocurrencia común.

El dolor de cuello inespecífico afecta aproximadamente dos tercios de las personas en algún momento de la vida, más a menudo en la mediana edad.

La mayoría de los dolores de cuello que se desarrollan debido a la tensión muscular o causas similares generalmente desaparecen con el descanso después de unos días. Si su dolor persiste por más de una semana o se acompaña de otros síntomas, busque atención médica.

El dolor aún puede deberse a una distensión muscular que solo tarda más en sanar, pero recibir una evaluación médica exhaustiva evitará que adivine si podría ser algo más grave.