Si tiene dolor en el talón, su primera reacción podría ser pensar que tiene una afección que generalmente afecta esta área del cuerpo, como la fascitis plantar. Otra posibilidad es la gota.

Aunque el dolor de la gota ocurre con mayor frecuencia en el dedo gordo del pie, también puede localizarse en otras áreas, incluido el talón.

La gota es un tipo de artritis inflamatoria causada por altos niveles de ácido úrico en su cuerpo. Este exceso de ácido úrico puede formar una sustancia llamada cristales de urato.

Cuando estos cristales afectan una articulación, como el talón, pueden provocar síntomas repentinos y graves, que incluyen:

  • dolor
  • hinchazón
  • sensibilidad
  • rojez

Experimentar un dolor repentino e intenso en el talón generalmente garantiza un viaje a su médico.

Si su médico sospecha que la gota es la causa de la molestia, puede realizar una o más pruebas para confirmar o eliminar la gota como el problema, como las siguientes:

Prueba de sangre

Para medir los niveles de ácido úrico y creatinina en su sangre, su médico podría recomendarle un análisis de sangre.

Un análisis de sangre puede arrojar resultados engañosos, ya que algunas personas con gota no tienen niveles inusuales de ácido úrico. Otros tienen niveles altos de ácido úrico, pero no experimentan síntomas de gota.

radiografía

Su médico puede recomendar una radiografía, no necesariamente para confirmar la gota, sino para ayudar a descartar otras causas de inflamación.

Ultrasonido

Una ecografía musculoesquelética puede detectar cristales de urato y tofos (ácido úrico cristalino nodular). De acuerdo con la Clínica Mayo, esta prueba se usa más ampliamente en Europa que en los Estados Unidos.

Tomografía computarizada de doble energía

Esta exploración de imágenes puede detectar cristales de urato incluso cuando no hay inflamación. Debido a que esta prueba es costosa y no está ampliamente disponible, es posible que su médico no la sugiera como herramienta de diagnóstico.

No existe una cura para la gota, pero existen tratamientos para limitar los ataques y controlar los síntomas dolorosos.

Si su médico diagnostica la gota, lo más probable es que le sugiera medicamentos y ciertos cambios en el estilo de vida en función de los resultados de las pruebas y su salud actual.

Ciertos medicamentos tratan ataques de gota o brotes. Otros reducen el riesgo de posibles complicaciones de gota.

Medicamentos para los ataques de gota.

Para tratar los ataques de gota y prevenir futuros, su médico puede recomendar estos medicamentos:

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

Inicialmente, su médico podría sugerir AINE de venta libre (OTC), como naproxeno sódico (Aleve) o ibuprofeno (Advil).

Si estos medicamentos de venta libre no son suficientes, su médico puede recetarle AINE más potentes, como celecoxib (Celebrex) o indometacina (Indocin).

Colchicina

La colchicina (Mitigare, Colcrys) es un medicamento que su médico le puede recetar en función de su efectividad comprobada para reducir el dolor de la gota del talón.

Los efectos secundarios de tomar colchicina, especialmente en grandes dosis, pueden incluir diarrea, náuseas y vómitos.

Corticosteroides

Si los AINE o la colchicina no son apropiados para usted, su médico puede recomendar medicamentos corticosteroides, ya sea en forma de píldora o mediante inyección, para controlar la inflamación y el dolor.

Un ejemplo de este tipo de medicamento es la prednisona.

Medicamentos para prevenir complicaciones de gota.

Su médico podría recomendarle medicamentos para limitar las complicaciones relacionadas con la gota, especialmente si alguno de los siguientes casos se aplica a su situación:

  • brotes de gota particularmente dolorosos
  • numerosos ataques de gota cada año
  • daño articular por gota
  • tophi
  • enfermedad renal crónica
  • cálculos renales

Estos medicamentos funcionan de una de las siguientes maneras:

  • Algunos bloquear la producción de ácido úrico. Los ejemplos incluyen inhibidores de la xantina oxidasa (XOI), como el febuxostat (Uloric) y el alopurinol (Lopurin).
  • Otros mejorar la eliminación de ácido úrico. Los uricosúricos, incluidos lesinurad (Zurampic) y probenecid (Probalan), funcionan de esta manera.

Cambios en el estilo de vida

Además de tomar medicamentos, su médico puede recomendar cambios en el estilo de vida para ayudar a prevenir los brotes de gota, que incluyen:

  • evitando ciertos alimentos que pueden desencadenar ataques de gota

  • reducir la cantidad de alcohol que bebe
  • mantener un peso saludable
  • mantenerse hidratado

Aunque el talón no es el lugar más común para tener gota, cuando la gota afecta el talón, cada paso puede ser doloroso.

No hay cura para la gota, pero hay medicamentos disponibles que pueden ayudar a reducir los síntomas y ataques dolorosos.

Si tiene dolor intenso en el talón, consulte a su médico para obtener un diagnóstico completo y recomendaciones para el tratamiento.

Obtenga más información sobre la gota, incluidos los diferentes tipos, factores de riesgo y posibles complicaciones.