Type to search

Salud General

Trombocitosis: síntomas, causas y tratamiento.

Share


La trombocitosis es una enfermedad que se caracteriza por un aumento considerable en el número de plaquetas en la sangre. El número normal de plaquetas en la sangre es de entre 150,000 y 450,000 por cada microlitro de sangre. Si el número es un poco más alto o un poco más bajo, todavía se considera normal. Pero si el número es mucho mayor, la persona sufre de trombocitosis

Las plaquetas se producen en la médula ósea a partir de células llamadas megacariocitos. Estos son algún tipo de fragmentos de sangre sin núcleo y de forma irregular. Desempeñan un papel importante en la coagulación de la sangre, que es necesaria para detener el sangrado.

En resumen, la trombocitosis es una enfermedad de la médula ósea y la sangre.. Esta enfermedad también se conoce como trombocitemia o bajo el nombre de hiperplateletosis. Demasiadas plaquetas en el cuerpo pueden provocar problemas de salud graves, como un infarto o un evento cardiovascular, entre otros.

Tipos de trombocitosis

Existen diferentes tipos de trombocitosis.

AproximadamenteHay dos tipos de trombocitosis: trombocitosis primaria o esencial y trombocitosis secundaria. En el caso de trombocitosis primaria, la médula ósea produce anormalmente plaquetas por una razón que no sabemos Por su parte, la trombocitosis secundaria es consecuencia de otras enfermedades como infección, cáncer, anemia …

La trombocitosis también se puede clasificar en tres grupos: congénitos, adquiridos y seudotrombocitosis. Trombocitosis congénito está relacionado con el factor hereditario y está presente al nacer.

En cuanto a la trombocitosis adquirida, se divide en dos grupos:

  • Trombocitosis primaria: La trombocitosis primaria es una trombocitosis esencial y se define como neoplasia mieloproliferativa causada por mutaciones genéticas. En muchos casos, se desconoce la causa de la enfermedad.
  • Trombocitosis secundaria: Esta trombocitosis es consecuencia de otras enfermedades. Se trata del 85% de los casos. Más de la mitad de estos casos se deben a infección

La seudotrombocitosis, por su parte, corresponde a casos de falsos positivos. Las circunstancias dan como resultado que ciertos fragmentos citoplasmáticos se confundan con plaquetas, lo que da lugar a un diagnóstico erróneo.

Los síntomas

En la mayoría de los casos, la enfermedad no tiene síntomas. Por lo general, se detecta accidentalmente después de un hemograma. Cuando la enfermedad es primaria o esencial, el paciente puede presentar algunos síntomas, como dolor de cabeza, náuseas, dolor en el pecho, pérdida de visión o visualización de manchas.

La fatiga, los sudores nocturnos y la pérdida de peso son otros síntomas comunes. La sospecha clínica es más fuerte si, además, la paciente tiene antecedentes de abortos tempranos durante el primer trimestre del embarazo, esplenomegalia o agrandamiento del bazo, sangrado e hipertensión.

También es muy común que un paciente con trombocitosis esencial tenga un eritromialgia. Es una vasodilatación de las arterias de la mano y los pies, que provoca un aumento de la temperatura en las extremidades, así como picazón, dolor y eritema.

Causas de trombocitosis

Una secuencia genética

Todo indica que la trombocitosis esencial es causada por una mutación somática adquirida, es decir, no hereditaria. En el 50% de los casos, hay una mutación de los genes JAK2. En muchos otros casos, hay una mutación del gen CARL. También ha habido casos de mutaciones de los genes MPL, THPO y TET2.

Muchos de estos genes son responsables de producir proteínas., que incidentalmente afectan decisivamente la división de las células sanguíneas y, en particular, las plaquetas. Se cree que la mutación causa los síntomas de la trombocitosis esencial, pero no está claro cómo se desarrolla este proceso.

En muchos casos, no se detecta mutación. Por lo tanto, se desconoce por completo cuál puede ser la causa de la forma primaria de la enfermedad. En cuanto al tipo secundario, se debe a una enfermedad básica como ya se mencionó anteriormente.

El tratamiento

La trombocitosis esencial no requiere tratamiento, siempre que la condición del paciente permanezca estable y no haya signos o síntomas de la enfermedad. El médico puede recomendarle diariamente aspirina. para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

Si el paciente tiene antecedentes o riesgo de enfermedad cardiovascular, es probable que el médico le recete medicamentos. para reducir la cantidad de plaquetas. Esto también es aconsejable si el paciente tiene más de sesenta años o si el recuento de plaquetas es superior a un millón.

Si la forma de la enfermedad es secundaria, el tratamiento es simplemente controlar la enfermedad que causa la trombocitosis. Solo en caso de emergencia se debe usar trombociteféresis o plaqueophersis. Este proceso consiste en la filtración de sangre similar a un dyalise.

Tags:

You Might also Like

Leave a Reply